La principal diferencia de una traducción normal de una traducción certificada es que ésta última lleva el sello y firma del perito traductor que la realizó.

Lo que esto significa es que el perito traductor realizó, porque tiene las credenciales para hacerlo, una copia fiel y gramaticalmente correcta del documento principal.

Es decir, la traducción está redactada bajo los lineamientos legales establecidos y por eso puede ser utilizada como si fuera la original, pues la firma y el sello del perito traductor aparecen en cada página.

Gracias a esto, la traducción es un documento confiable para las autoridades del país de destino.

El costo de una traducción certificada puede varía, pues la cotización depende de varias cosas. Sin embargo, en promedio una traducción certificada cuenta alrededor de 120 pesos, mientras que una hoja traducida al inglés puede costar hasta 300 pesos, dependiendo del contenido.

Para que te des otra idea, el costo de una palabra traducida del inglés al español o viceversa, en una traducción normal, cuesta 1.25 pesos.

Las traducciones inglés-español son de las “más económicos”, pues las traducciones más caras son las de aquellos idiomas con muy pocos peritos certificados.


Fuente: https://wordfactor.com/todo-lo-que-necesitas-saber-cuando-te-piden-una-traduccion-certificada/